viernes, 21 de enero de 2011

CAMA caliente...

A veces algunos de nuestros bonsais por diferentes causas necesitan de una cama caliente,  bien porque las raices finas se han helado, están a punto de secarse o de cualquier otra causa.  El hecho es que lo vemos palidecer y nos está pidiendo ayuda a gritos.
Se nos ha ocurrido poner las resitencias sobre una placa de poliespan y esta en el fondo de la maceta con tierra, una vez hecho esto introducimos nuestro árbol y asi de esta manera controlamos el calor por medio de un termostato que nos lo mantega a la temperatura idonea para que active las raices y  brote con  la fuerza necesaria.
Este experimento de nuestro compañero Arturo que os muestro está en su fase inicial, no sabemos que pasará y hay que esperar resultados. 
Aquí dejamos a este maguillo calentito y poco a poco iremos viendo como se comporta.

                                           

Resistencias preparadas.


                                              Protección.



 
                           Termostato




                                                                      Maguillo calentito.




Aquí se aprecia la cama caliente, hielo en los extremos de la maceta, tierra sin helar cerca del tronco.





                                                                                                                                 continuará...

2 comentarios:

  1. Algo funciona, con las temperaturas que tenemos estos días el maguillo al menos está con la calefacción puesta

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    os funciono para el pino? en mi blog podréis encontrar más camas calientes si lo necesitáis.

    Un saludo

    ResponderEliminar