domingo, 20 de febrero de 2011

RECOGIENDO FRUTOS DEL TRABAJO

La propagación por acodo aéreo es relativamente sencilla según el cual se estimula a una planta a que produzca raíces desde el tronco o cualquiera de sus ramas.
Para los bonsái esta técnica se emplea principalmente para producir un sistema de raíces anulares alrededor del tronco debido, en conjunto, a que estas consiguen una impresión más agradable y realista que una sola raíz sobresaliendo a un lado de la base del tronco.


Acodos  a un Acer Palmatún hechos por nuestro compañero Pepe García León despegados después de pasar un año en estas macecitas adheridas a la base del tronco y transpalntados a maceta  de bonsái para su posterior desarrollo.



Operación del corte del tiesto.

                                                

                                                            Visión general de uno de los acodos.


Vista de raices.



En este caso las raices se han propagado de un solo lado.



Saneado de raices y preparado para transplantar.



                     Los dos acodos juntos y transplantados a maceta de bonsai en espera de la brotación


Trabajo y recogida de los frutos como dice el titulo. Acer palmatun brotado para el disfrute de su dueño en este caso Pepe y lección para nosotros de un acodo bien hecho.


Fotografías de Pepe García León.

No hay comentarios:

Publicar un comentario