martes, 5 de julio de 2011

LA DANZA DE LAS HAYAS

Caminando entre las hayas, uno se impregna de la enorme fuerza que emanan. El suelo limpio, libre de "maleza"  nos permite el andar pausado y blando sobre la alfombra de crujiente hojarasca.
Existe una realidad entre las hayas difícil de entender para el hombre civilizado. Dentro de este mundo aún es posible encontrar el sosiego, la belleza y la magia en su estadio más puro y primigenio.

  "Flores de haya sobre mis cabellos,
con una hogaza de pan y todo el tiempo por delante.
me adentro en el mundo apacible de las sombras."
                                    
                     Ignacio Abella autor del libro  La Magia de los Arboles.



                                      Bonsái de Hayas de nuestro compañero Arturo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario