martes, 10 de enero de 2012

GINKGO biloba SALUDABLE SUPERVIVIENTE

Ginkgo de nuestro compañero Julián Arnaíz

El primero en dar a conocer en Europa de este árbol fue el naturalista alemán Engelbert Kaempfer, que lo conoció en Japón y, al parecer por una transcripción errónea del japonés ginkyo, lo llamó ginkgo en  su obra Amoenitatum exoticarum (1712).
En 1771, Linneo le añadió el específico biloba por la forma de la hoja. Se dice que fue el primer árbol en volver a brotar tras la explosión atómica en Hirosima. Su madera es ignífuga y no se pudre, y sus hojas y frutos han servido tradicionalmente en la medicina oriental. La farmacopea occidental utiliza hoy el ginkgo como fuente de flavonoides que, entre otras propiedades, combaten los radicales libres que causan el envejecimiento celular.


VERDE es VIDA. La revista de la Asociación Española de Centros de Jardinería.

No hay comentarios:

Publicar un comentario